La tendencia mundial indica que las pequeñas y medianas empresas apuestan cada vez más a vender u ofrecer sus productos por medio de Internet, especialmente, aquellas pymes que son dirigidas por la generación que se conoce como millennials, la cual se conforma por las personas nacidas entre 1981 y 1993 o, según la fuente que se consulte, 1996. Por su capacidad para desenvolverse en el mundo digital y por encontrarse hiperconectados día tras día es que se considera que las pymes y los millennials son, actualmente, la combinación más eficaz en los canales online.

Naturalmente, las pymes que se encuentran administradas por jóvenes pertenecientes a esta generación, tienen presencia en el mundo digital e invierten gran parte de sus recursos en llevar a cabo ventas por medio del Internet y en la mayoría de los casos suelen sacarle ventajas a sus competidores tradicionales.

Un estudio realizado por eBay, el marketplace destinado a comercio electrónico, teniendo como muestra la población española, reveló que en vista de las preferencias actuales de los consumidores son más las compañías que invierten en su propia tienda online, redes sociales y marketplaces para vender sus productos.

Los marketplaces se entienden como un sitio web que permite que vendedores y compradores se relacionen para llevar a cabo una transacción comercial, por ejemplo: Amazon. Este tipo de plataformas funcionan a la perfección con empresas que por múltiples razones no cuentan con una tienda online activa y requieren la ayuda de un tercero para vender mediante la red.

Aunque el estudio se realizó, propiamente, en España el comportamiento mundial es, prácticamente, igual, según lo que se observa en los consumidores y el origen de las ganancias de las organizaciones comerciales.

Asimismo, la investigación precisa que las compañías que les dan cabida a personas menores de 38 años en sus equipos de trabajo obtienen mayores ingresos por ventas, aunque la mayor parte del total sigue dándose por las compras físicas. Sin embargo, esta realidad indica hacia dónde deben dirigir sus esfuerzos las pequeñas y medianas empresas en el futuro.

En este sentido, es recomendable que cualquier empresa que cuente con los recursos necesarios invierta en una estrategia de mercadeo que plantee la presencia digital en sus procesos con el consumidor. Incluso, hay marketplacesconocidos en el ámbito mundial que ofrecen sus servicios de apoyo en situaciones como esta a través de campañas de marketing, promoción, asesoramiento en gestión de envíos y ayuda para crear tiendas online propias sin costos.

Toda esta situación es generada por la fuerza global que han logrado las pymes y la revolución que ha causado la web 2.0, en conjunto con una generación que ha obtenido excelentes resultados al saber cómo explotar todos los recursos que la red les otorga.

Cerrar menú